Del corredor de la muerte a Canadá

Una mujer cristiana paquistaní que pasó ocho años en el corredor de la muerte tras ser acusada de blasfemia ha abandonado el país para reunirse con su familia en Canadá, dijeron su abogado y funcionarios.

Marca el final de una prueba extraordinaria para la madre de cinco hijos, Asia Bibi, quien fue condenada por primera vez en 2010 después de que los vecinos la acusaran de insultar al profeta Mahoma durante una discusión.

Bibi fue absuelta por el Tribunal Supremo el año pasado y en enero el tribunal rechazó las peticiones para revisar la decisión. Con tensiones altas por el caso, ella ha estado viviendo en casas de seguridad del gobierno en Pakistán desde su absolución.

“He consultado dentro de los canales disponibles, y según ellos se ha ido a Canadá”, dijo a Reuters el abogado de Bibi, Saif ul-Malook. Anteriormente se informó que las dos hijas de Bibi habían recibido asilo en Canadá, y el primer ministro Justin Trudeau confirmó que estaba en conversaciones con Pakistán para ofrecer refugio a Bibi y su esposo. “Asia Bibi ha abandonado el país”, dijo una fuente de la Oficina de Relaciones Exteriores de Pakistán a los medios de comunicación, entre ellos IndependentUrdu y Dawn, uno de los principales periódicos en idioma inglés del país. “Ella es una persona libre y viajó por su propia voluntad”. 

CNN informó ayer que Bibi había dejado Pakistán más de 24 horas antes. Y una amiga cercana le dijo a The Associated Press que Bibi y su esposo Ashiq Masih habían pasado las últimas semanas poniendo en orden sus documentos. La amiga dijo que Bibi estaba deseando ver a sus hijas, con las que hablaba casi a diario desde su lugar seguro que está protegido por las fuerzas de seguridad paquistaníes.

El caso ha llamado la atención sobre las controversiales leyes de Pakistán sobre la blasfemia, un delito que conlleva una sentencia de muerte automática e incluso la sola sospecha que pueden incitar a que se forme una muchedumbre de linchamientos.

Bibi y su familia han enfrentado amenazas constantes por parte de los islamistas de línea dura que ven su caso como totémico de la flexibilización de tales leyes. En noviembre, la embajada holandesa en Pakistán se vio obligada a retirar personal y cerrar algunos servicios después de que fue atacada tras la concesión de asilo en los Países Bajos al abogado de Bibi.

En octubre de 2018, después de que la Corte Suprema anulara la condena por blasfemia de Bibi por falta de pruebas, los seguidores del movimiento Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP) se amotinaron en varias ciudades importantes, quemando autos y dañando propiedades. Los choques obligaron al primer ministro Imran Khan a prometer que a Bibi  no se le permitiría salir de Pakistán hasta que la Corte Suprema escuchara la petición final contra ella. Eso fue desestimado en enero, y los jueces dijeron que los peticionarios “no pudieron señalar un solo error en la sentencia (de octubre)”.

Los jueces de la Corte Suprema también fueron muy críticos con la condena original de Bibi, diciendo que se redujo a las mentiras de los vecinos musulmanes de la mujer después de una disputa personal. “Tenemos que ver el valor de las declaraciones de los testigos”, dijo el presidente del tribunal, Asif Saeed Khan Khosa. “¿Cómo podemos colgar a alguien por una declaración de falso testimonio?”

Si bien Canadá ha sido el gobierno más abierto en ofrecer asilo a Bibi, otros países, entre ellos Italia y el Reino Unido, han participado en conversaciones para garantizar su salida segura de Pakistán. Wilson Chowdhry, de la Asociación Cristiana Paquistaní Británica, dijo que un diplomático británico le había informado por primera vez sobre el desarrollo más reciente con un texto que simplemente decía: “Asia está fuera”. Chowdhry dijo que había estado en contacto regular tanto con la familia como con un anfitrión de diplomáticos, y que había sido un esfuerzo internacional el poder liberar a Bibi. Jeremy Hunt, el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, dijo que la partida de Bibi de Pakistán fue una noticia fantástica. “Muestra que con un esfuerzo negociado, lo correcto puede suceder”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/192739-del-corredor-de-la-muerte-a-canada

Talvez le guste...

Posts populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *