Desmienten los supuestos dichos de Lázaro Báez

El abogado de Lázaro Báez desmintió los supuestos audios que buscan involucrar a la familia Kirchner en maniobras de lavado de dinero. “Hacen una operación en base a dichos falsos sobre una escucha ilegal”, dijo a Página/12 el abogado de Báez, Víctor Hortel.

Lázaro Báez afirma que son falsos los dichos que le adjudicaron Luis Majul y la señal de noticias TN sobre el supuesto origen de su dinero. Sin mostrar las transcripciones originales ni tampoco los audios, en los dos espacios televisivos revelaron supuestas conversaciones entre el empresario detenido y su abogada: “Yo todo lo que tuve es de una sola persona, que está arriba, y me lo dio para que lo administre y no lo supe administrar, quizás, en la forma adecuada que él quiso que lo administrara”, dicen que le dijo Báez a su letrada Elisabeth Gasaro.

En caso de que esa conversación haya sido real, su utilización como prueba es ilegal, ya que se trata de un diálogo entre un imputado y su abogada defensora, entre quienes rige el secreto profesional. Pero además, ambos niegan la existencia y el contenido de esa charla. El abogado de Lázaro Báez en la causa Vialidad, Víctor Hortel, afirmó a este diario que “esos dichos son absolutamente falsos. Lázaro y Gasaro aseguran que no existió nunca esa conversación. Esas declaraciones son falsas”.

Hortel recordó que las pinchaduras en el penal de Ezeiza deberían haberse destruido por orden del juzgado de San Martín, que investigaba manejos con el narcotráfico desde la cárcel por parte de Mario Segovia, conocido como “El Rey de la Efedrina” y por eso habían pedido las escuchas. “Son absolutamente ilegales. No hay marco jurídico que autorice esas escuchas. El juez Villena ya explicó que deberían haberse destruido. Y eso es responsabilidad de la AFI”.

Cuando el contenido de una escucha ordenada por la Justicia no aporta a la causa que se investiga debe ser destruida. En este caso, alguien las filtró en lugar de borrarlas como lo establece la ley. Según Hortel “hacen una operación en base a dichos falsos sobre una escucha ilegal. Hacen siempre lo mismo, son sobres cerrados que llegan debajo de una puerta a las diputadas involucradas en la causa por espionaje ilegal. Es todo una barbaridad”.

-¿Y qué debería hacer la Justicia?- preguntó Página/12.

-Armar una operación mediática ya no nos sorprende. Pero que sobre eso hagan una causa penal y llamen a indagatorias es tremendo. Y la inactividad de la Cámara Federal es patética. Tendría que ejercer sus facultades de superintendencia para que estas operaciones no avancen. Es una ingenuidad total. Deberían desactivar estas bombas. El daño mediático ya está hecho y en pleno año electoral. Pero alguien debería parar todo esto en la Justicia y no lo hace.

La operación apunta, una vez más, a relacionar a Cristina Kirchner en la causa que investiga las maniobras de lavado de dinero que habría realizado Lázaro Báez. Ese expediente está actualmente cursando el juicio oral, con una veintena de imputados y con el papel estelar del guionado Leonardo Fariña. El juez federal Sebastián Casanello dictó la falta de mérito de la ex presidenta, ya que no había evidencias para sostener que el dinero blanqueado por Báez fuera de ella. Por eso, entre las tantas maniobras para salpicar a la familia Kirchner, Fariña fue preparado por agentes de la AFI para mentir en su declaración como arrepentido y relacionar el lavado con la obra pública. Incluso, en 2016 también aparecieron audios falsos, también supuestamente entre la abogada Gasaro y Báez, en la que el empresario decía que el juez Casanello le había pedido plata para beneficiarlo en el expediente. El objetivo era correr al magistrado de la pesquisa. La Cámara Federal investigó el hecho y determinó que todo había sido una operación. Incluso fueron condenados en juicio por falso testimonio dos presuntos testigos que dijeron haber visto a Casanello en Olivos haciendo gestiones con CFK. “Por fin nos conocemos”, le dijo Cristina al juez cuando la llamó a indagatoria, haciendo referencia a la mentira que se había propagado respecto de ese falso encuentro en la quinta presidencial.

Hasta el momento toda la prueba indicaría que las sociedades que Báez constituyó le pertenecen. Ni Casanello ni la Cámara lograron encontrar pruebas del nexo entre la fortuna del empresario y la ex presidenta, por lo que no está siendo enjuiciada en esa causa.

Esta vez la maniobra es calcada a la de 2016.
Con los mismos mecanismos, los mismos protagonistas e idéntico objetivo.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/196765-desmienten-los-supuestos-dichos-de-lazaro-baez

Talvez le guste...

Posts populares