El petrolero iraní fue liberado

Gibraltar autorizó al petrolero iraní Grace a abandonar el territorio británico luego de un intento de último momento de Estados Unidos de incautar el barco. La decisión alivia las tensiones entre Londres y Teherán, que mantiene retenido un petrolero británico.

El jefe del gobierno de Gibraltar, Fabian Picardo, explicó que había recibido por escrito la promesa de Irán de que la carga del Grace 1, 2,1 millones de barriles de petróleo, no iba destinada a Siria, afectada por un embargo de la Unión Europea (UE). Sin embargo las autoridades de Gibraltar aseguraron que el plan de navegación del barco mostraba “una ruta completamente marcada desde el golfo Pérsico hasta Baniyas, en Siria”, explica. “Hemos privado al régimen de (Bashar) al Asad en Siria de más de 140 millones de dólares de crudo”, celebró en un comunicado. Las autoridades solicitaron entonces a la Corte Suprema levantar la inmovilización del barco en un documento hecho público el jueves, que incluía correos intercambiados con el gobierno iraní.

Acto seguido, la Corte Suprema de Gibraltar se reunió para decidir si liberaba el petrolero, pero un funcionario presente en la audiencia dijo a los jueces que el Departamento de Justicia estadounidense le había solicitado, en una carta, incautar el barco. El funcionario no explicó los motivos esgrimidos por el Departamento de Justicia. Su intervención hizo que la Corte Suprema aplazara varias horas la decisión a la espera de estudiar el pedido.

El presidente de la corte, Anthony Dudley, explicó a un diario local que, cuando se reanudó la audiencia, los jueces no recibieron la solicitud formal de Estados Unidos para retener el barco. “No estuvo ante mí. No hubo ninguna solicitud en relación a la carta de Estados Unidos de petición de asistencia legal”, dijo Dudley, citado por el diario Gibraltar Chronicle. Finalmente resolvieron liberarlo.

El barco, que transporta 2,1 millones de barriles de crudo iraní, fue capturado el 4 de julio pasado en una operación de la Marina británica cerca de la costa del Peñón. Se sospechaba que el barco estaba violando sanciones de la Unión Europea (UE) contra Siria, hacia donde presuntamente se dirigía el petrolero.

“Este intento de piratería es indicativo del desprecio de la administración Trump por la ley”, sentenció en Twitter el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif. “Al haber fracasado en lograr sus objetivos a través de su terrorismo económico (…) EEUU intentó abusar del sistema legal para robar nuestra propiedad en alta mar”, continuó Zarif. Sin embargo, nada impide que Estados Unidos vuelva a formular su solicitud para bloquear el buque antes de que este abandone las aguas territoriales de Gibraltar, en las próximas horas o días. Luego de la decisión de la Corte fueron liberados el capitán de barco, de nacionalidad india, y tres oficiales, que se mantenían en libertad bajo fianza, según informó el gobierno.

La liberación del barco Grace 1 llega en medio de un creciente enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró el año pasado a su país de un acuerdo nuclear con Teherán . Firmado por el llamado Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña, más Alemania), el acuerdo contempla expresamente que los iraníes no desarrollarán armamento nuclear, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales. El presidente norteamericano alegó que el acuerdo, al que suscribió en su momento Barack Obama, “permitió a Irán continuar enriqueciendo uranio” y que en caso de mantenerlo, el gobierno de Teherán generaría una escalada de armas nucleares en Oriente Medio. Así, volvió a imponer sanciones a Irán en el sector bancario y petrolero.

En semanas recientes, en la región del golfo Pérsico se registraron seis ataques contra petroleros que Estados Unidos atribuyó a Irán, mientras que un drone militar de vigilancia estadounidense fue derribado por fuerzas iraníes. Irán negó haber atacado los barcos, aunque capturó otros petroleros. Poco después de la detención del Grace 1, se apoderó del petrolero británico Stena Impero , que sigue en poder de la República Islámica.

Reino Unido volvió a pedir el jueves a Teherán su liberación. “No hay comparación ni relación entre la captura o el ataque de navíos comerciales por parte de Irán en el estrecho de Ormuz y la aplicación de sanciones europeas contra Siria por el gobierno de Gibraltar”, declaró un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores. Analistas estiman que la liberación del Grace 1 podría derivar en la entrega del barco británico.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/212503-el-petrolero-irani-fue-liberado

Talvez le guste...

Posts populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *