La oposición recibió con críticas el proyecto 

El anuncio del ministro de Economía, Hernán Lacunza, acerca de que enviará al Parlamento una iniciativa para la extensión voluntaria de los plazos de vencimientos de la deuda del Estado bajo jurisdicción nacional, sorprendió a un Congreso paralizado por el propio oficialismo. Hubo reuniones de urgencia entre legisladores de Cambiemos de ambas cámaras legislativas y pocas precisiones sobre el proyecto y la forma en que habrá de darse el debate legislativo. Desde la oposición, cuestionaron duramente la decisión del Gobierno que en su momento se negó a que el Congreso tratara el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y luego conformó en forma tardía la Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior.

Ayer por la noche, las reuniones se sucedían entre los legisladores de Cambiemos en un Congreso despoblado por la parálisis legislativa que prorrogó el oficialismo en medio de la campaña electoral para qué las Cámaras no se transformen en tribunas opositoras. La presencia de senadores de Cambiemos era la más notoria, tras el almuerzo que sus integrantes compartieron con el presidente Mauricio Macri en la quinta de Olivos, aunque no les habría adelantado los anuncios que haría Lacunza.

Los legisladores no tenían definición de por qué Cámara ingresaría el proyecto que anunció el ministro. En el Gobierno estaban más interesados anoche en la redacción del DNU que empieza a regir hoy para las Letes y Lecap que posterga los vencimientos de corto plazo de tres y seis meses, que en el trámite parlamentario. Los opositores tampoco encontraron respuestas a sus consultas entre los legisladores del oficialismo. “No saben nada”, admitió a PáginaI12 un diputado de la oposición cuando este diario lo consultó sobre si el oficialismo había establecido contactos con el resto de los bloques parlamentarios.

Varios de ellos opinaron sobre la propuesta del Gobierno. “Es un coletazo más, y probablemente no será el último, de un gobierno que le cuesta controlar las variables económicas. Con esta medida solo busca tener mayor liquidez en al Banco Central: estirar los plazos de vencimientos y se los tira al nuevo gobierno para hacer frente desde el Banco Central al tipo de cambio”, dijo a PáginaI12 el jefe de la bancada de diputados del FpV, Agustín Rossi.

“El proyecto de ley de canje de deuda en pesos bajo jurisdicción nacional en un nuevo megacanje –continuó Rossi-, si el Congreso lo aprueba. Nosotros vamos a ver de qué se trata, primero ver y ser muy prudentes. Pero tampoco podemos perjudicar a los ahorristas argentinos que tomaron deuda de la Nación en pesos”.

“Por otro lado, la decisión de extender los plazos de la deuda argentina en forma voluntaria de inversores extranjeros sin quita de capital ni intereses va a provocar la caída de esos bonos. Lo que vuelve a abrir las puertas a los Fondos buitre sobre la deuda argentina”, advirtió Rossi, que se explayó sobre las críticas del Gobierno y el propio Lacunza a la oposición: “el gobierno sigue con el discurso de echarles la culpa de todo a otros. Primero fue la pesada herencia, después ‘pasaron cosas’, luego el ‘miedo a Cristina’ y ahora ‘las declaraciones de Alberto. El único responsable de los que pasa en la economía y sus consecuencias es el presidente Macri y su esquipo”.

Los cuestionamientos y las dudas sobre el proyecto del gobierno se extendieron a otros bloques opositores. “Hace tiempo venimos planteando que deben renegociarse los plazos de vencimiento de la deuda. También pedimos explicaciones respecto del crédito en la Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa y no obtuvimos respuesta. El gobierno fue irresponsable en esperar hasta llegar a este punto para convocar al Congreso. Respecto a lo anunciado hoy, cuando llegue el proyecto podremos analizar su contenido con mayor claridad”, dijo el presidente del Bloque Justicialista, Pablo Kosiner, alineado con la fórmula de Consenso Federal.

Otros diputados expresaron sus opiniones a través de las redes sociales. “El Gobierno se negó a discutir en el Congreso el desastroso acuerdo con el FMI cuando la oposición se lo reclamó. Ahora se acuerda de debatir en el recinto la reestructuración de la deuda pública mientras la situación económica se agrava todos los días”, posteó en Twitter el diputado del FpV, Roberto Salvarezza. Su compañero de bancada, el neuquino Darío Martínez prefirió la ironía para el mismo reclamo: “Para pedir fiado al FMI ni nos preguntaron… ¡y ahora nos mandan la cuentita al Congreso!”.

Desde el FIT le pegaron al Gobierno y de costado un sector de la oposición. “No vamos a ir al Congreso a convalidar la estafa. La izquierda irá a discutir medidas para defender el salario, a los pequeños ahorristas y evitar que el capital financiero siga desangrando al país. Invitan a compartir la tabla del naufragio”, escribió la candidata a diputada Myriam Bregman. “El nuevo ciclo de endeudamiento no podría haber comenzado sin el pago a los buitres que Macri sancionó en el Congreso con el apoyo de (Miguel) Pichetto, pero también de (Sergio) Massa, (Diego) Bossio, (Juan)  Manzur y los gobernadores del PJ que hoy son ‘estrellas’ del Frente de Todos”, sumó el diputado y candidato presidencial del FIT, Nicolás del Caño.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/215141-la-oposicion-recibio-con-criticas-el-proyecto

Talvez le guste...

Posts populares