"Larreta es responsable de la crisis que sufren los porteños"

Matías Lammens, precandidato a jefe de Gobierno del Frente de Todos, hizo la secundaria en el Colegio Nacional de Buenos Aires, igual que Martín Lousteau, precandidato a senador de Juntos por el cambio. Se llevan bien, pero tienen diferencias: Lammens nunca aceptó un cargo en el espacio que lidera Mauricio Macri y hoy pretende cosechar votos entre quienes votaron a su ex compañero de colegio en la segunda vuelta de la elección del 2015. Gisela Marziotta, precandidata a vicejefa de gobierno porteño del Frente de Todos, hizo la secundaria en el colegio de monjas Nuestra Señora de la Misericordia de Flores, igual que la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal que egresó un año antes. No comparten mucho más que el tránsito por las mismas aulas durante los años de formación. El presidente de San Lorenzo y la periodista aceptaron el desafío de intentar desbancar a Horacio Rodríguez Larreta del bastión que vio nacer y crecer al macrismo y creen que tienen buenas chances de llegar a la segunda vuelta electoral. “Larreta pide cuatro años más, pero la pobreza no para de aumentar en la Ciudad. Al ritmo que va, en cuatro años puede llegar al 50 por ciento”, dijo a PáginaI12 en una larga entrevista en la que junto a Marziotta hablaron de los problemas de la gestión porteña, sumados a los problemas de cuatro años de gestión del lo que fue Cambiemos a nivel nacional. Definieron prioridades en caso de acceder al gobierno: reorientar el presupuesto a educación, empleo, salud, y vivienda. “El estado de la ciudad de Buenos aires no se puede resignar a hacer veredas y puentes. El desempleo en el sur de la Ciudad es del 17 por ciento y la respuesta del Estado es una feria en La Rural con tres cuadras de gente. Me niego a creer que esa sea la modernidad” , dijo el precandidato.

–Les toca jugar de visitantes en un distrito que Juntos por el Cambio gobierna desde hace 12 años, en el que son fuertes, pero el escenario cambió por el impacto de los cuatro años de gestión de Mauricio Macri como presidente ¿Cómo creen que va a impactar en el electorado porteño el resultado de la gestión nacional?

–(Lammens) Van a una elección con una crisis económica gravísima de la cual son parte y coautores. Porque la mesa chica de decisiones nacionales del Pro está integrada por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por María Eugenia Vidal, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y por Mauricio Macri. Todas las decisiones nacionales que terminaron provocando esta crisis estuvieron tomadas por los tres. Con Gisela creemos que por primera vez, los porteños van a ir a votar en medio de una crisis en la que el gobierno de la Ciudad nos desprotegió: no tuvo políticas de protección económica, no tuvo medidas de protección del empleo, de cuidado de las Pymes, de financiamiento y por eso creemos que el comportamiento del electorado va a ser diferente. Tenemos el desafío de reconciliar a la familia progresista que en las últimas elecciones se presentó dividida. Creo que hemos encontrado un lugar interesante para eso. Pienso que esta lista puede interpelar a los votantes que en la segunda vuelta del 2015 eligieron a Martín Lousteau y también a los que eligieron al kirchnerismo. Nos van a votar todos los porteños que quieren una Ciudad mejor.

(Marziotta) Lo que pasó es que en 2015 lo que venía pasando en la Ciudad de Buenos Aires se trasladó al ámbito nacional. Y la combinación de la política nacional con la política local del macrismo tiene consecuencias sociales en la Ciudad que son enormemente graves. Con Matías lo que proponemos es ponerle al gobierno porteño la sensibilidad que no tiene. Estamos hablando de la Ciudad con más dinero y más recursos del país y cuando la recorrés te das cuenta de que está lleno de gente durmiendo en la calle. Yo vivo en Balvanera y es terrible lo que se ve: está lleno de personas que duermen a la intemperie. Hay un desorden absoluto en las prioridades de la gestión de Larreta y hay necesidades básicas insatisfechas en la Ciudad más rica de la Argentina.

–Horacio Rodríguez Larreta dijo ayer a La Nación que necesita cuatro años más para resolver los “temas pendientes”, entre los que mencionó la cuestión educativa. Reconoció que aumentó la pobreza en el distrito, pero destacó que ahora “se conocen las cifras” y dijo que no le queda claro eso de que usted, Lammens, no se defina como kirchnerista, pero sea el candidato del Frente de Todos.

–(Lammens) Es difícil escucharlo decir que le hacen falta cuatro años más. Yo escuché durante muchos años que el problema para hacer más subtes era que Nación y Ciudad eran gobiernos de signos políticos distintos. Y es la primera vez en 15 años que no hay obras de subte nuevas…llevan tres años y medio compartiendo signo político. Por ponerte un ejemplo. Y la verdad es que los indicadores de pobreza han empeorado, no es que viene en baja en la Ciudad y quiere cuatro años más para dejarla en cero. Te diría que rebotó en su gestión. Si sigue a este ritmo, con los cuatro años más que pide, la pobreza va a estar en 50 por ciento. Respecto de lo que dijo de mí, creo que tiene que ver con una cuestión electoral. El siente que el kirchnerismo tiene un techo en la Ciudad y permanentemente intenta empujarme hacia ese lado subestimando al electorado. Yo tengo un rol público en San Lorenzo desde hace más de siete años. He convivido con el kirchnerismo y el macrismo y siempre he mantenido las mismas posturas. Celebré la ampliación de derechos del kirchnerismo y critiqué lo que no me gustaba, como la cuestión del Indec. Tenemos que dejar de etiquetar a la gente porque eso achata el debate. Es nuestra obligación como generación. Pero entiendo que la suya es una estrategia electoral sugerida por alguno de sus tantos asesores. Para que no lleguemos a segunda vuelta. Pero vamos a llegar y vamos a ganar.

–Es una elección polarizada y los indecisos juegan un rol clave. Pensemos en un votante de Lousteau que en segunda vuelta del 2015 no quiso votar a Larreta y hoy está evaluando el panorama. Ese votante imaginario no es usuario del sistema la salud pública porque puede pagar medicina prepaga y manda a sus hijos a un colegio privado porque todavía puede ¿Cómo le cambiaría la vida un triunfo del Frente de Todos en la Ciudad?

(Lammens) –Yo creo que ese votante se va a inclinar por nosotros. En esta elección se juega la cuestión constitutiva de lo que es ser de clase media. Para ser bien concreto y en términos estadísticos, es probable que ese votante alquile porque uno de cada tres porteños alquila. Estamos trabajando con el equipo de vivienda el acceso a la casa propia. Creemos, para hablarle a ese votante, que hay que crear un fondo de desarrollo para articular entre el sector público y privado el acceso a viviendas accesibles. En Nueva York se está haciendo. La gran mayoría de los metros cuadrados que se construyeron en la Ciudad son de viviendas de lujo. Eso no resuelve los problemas de la gente. Por otra parte, para mí, el votante de segunda vuelta de Lousteau es un tipo que recoge el guante de la cuestión de la sensibilidad y la empatía. Aunque pueda pagarse en muchos casos una prepaga, creo que a todos nos duele ver que hay gente durmiendo en la calle y que el desempleo en la zona Sur es de 17 puntos. Estoy convencido de que el porteño que manda a sus hijos a una escuela privada y tiene medicina prepaga quiere vivir en una sociedad pacífica. Y eso se logra cuando el Estado funciona.

–(Marziotta) Y además hay un tema que les preocupa a todos los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y es el tema de seguridad y cuando recorrés los barrios te das cuenta de que es el denominador común entre las preocupaciones de los porteños. No hay que tener miedo a plantearlo: a la gente le preocupa que en muchos barrios no haya policías en la calle. Y también ocurre, cuando hablo con policías, que se hizo la transferencia de la fuerza a la órbita de la Ciudad, pero hay una mezcla de policías que no logran tener sentido de pertenencia al distrito. Ellos sienten que no se trabajó sobre la nueva identidad porteña para que el vecino pueda recuperar la confianza en ese policía.

–¿Qué fue lo más duro que les tocó ver en esta campaña? La escena que más los impresionó.

-(Lammens) El otro día, una mujer en Boedo tenía puestos tres pullover. Me dijo: “Matías… hagan algo porque no puedo prender el gas. No llego a pagar la boleta” Vivimos mucho peor que hace unos años. Y a la gente que se cae del sistema es muy difícil recuperarla.

–(Marziotta) Lo peor siempre pasa cuando vas a los hospitales. Porque ves a la gente esperando turnos a las 4 de la mañana, familias enteras con chicos, la falta de insumos y ahora se suma la gente que va a dormir a las guardias porque intenta zafar del frío de la calle. Es la cruda realidad. Lo más impactante es esa convivencia: gente con criaturas esperando un turno junto a refugiados por el frío que no tienen dónde vivir.

–Más allá de la polémica sobre el número, nunca hubo tanta gente durmiendo en la calle. Desde diferentes ámbitos del gobierno se llegó a decir desde que les pagan del kirchnerismo para que actúen como gente sin techo hasta que no quieren ir a los refugios.

(Lammens) Una de las grandes paradojas del gobierno es que estigmatizan al pobre todo el tiempo. Y ahora estigmatizan a los trabajadores: parece que hace falta sacarles derechos a los laburantes para que vengan las inversiones. Y no es cierto.

(Marziotta) Discuten números ¿viste? Es parte de la insensibilidad de la que venimos charlando. No puede haber una sola persona durmiendo en la calle, nunca. Esa gente está durmiendo en la calle por las consecuencias de la política nacional, pero el problema es que no han tomado la decisión de contener.

–¿Qué proponen para mejorar el transporte? Se hizo el Metrobús, se hizo el Paseo del bajo, pero se sigue viajando muy mal.

–(Lammens) Va a ser una prioridad para nosotros. Estamos hablando de la creación de la línea F desde hace varios días. Ahora el gobierno anunció que va a licitar ese tramo. Son unos 12 kilómetros que unirían desde Barracas a Plaza Italia y nos parece que va a descongestionar otras líneas. Y nos parece que se puede viajar mejor sin hacer una gran inversión aumentando la frecuencia horaria y la cantidad de vagones. El Metrobus es una solución provisoria.

–(Marziotta) Yo creo que hay que trabajar sobre las mal llamadas bicisendas porque alivian el tránsito y son ecológicas, pero hasta ahora es una política que se implementó muy mal. Me gusta la bici y yo la usaba. Pero hicieron unas bicisendas que en realidad son ciclovías y son peligrosas. Yo las dejé de usar porque me sentía siempre al borde del accidente. Y también manejo y siempre tengo el temor de llevarme puesto a un ciclista. Es una buena idea mal implementada y faltan estadísticas para saber cuántos accidentes hay. O no las tienen o no las pasan.

¿Y qué opinan de la obra pública en general? Larreta destacó ayer el pavimentado de calles. Pero hay muchas que se pavimentaron dos veces en poco tiempo…

–(Lammens) Hay obra pública que está bien hecha, que nosotros celebramos. El Paseo del Bajo es una buena obra, me parece que lo que hicieron con las barreras del tren está bien. Pero lo de las veredas es imposible de defender porque algunas se pavimentaron dos o tres veces el mismo año. Seguro hay un mal gasto del dinero. Pero nuestra gran diferencia con este gobierno tiene que ver con las proridades: hicieron el Paseo del Bajo en tiempo récord para inaugurarlo antes de las elecciones, y no pudieron construir jardines para que todos los chicos tengan vacantes.

–(Marziotta) Hay momentos para todo. Desde que Macri asumió la presidencia, las prioridades están erradas porque no apuntan a contener la emergencia social.

–El presupuesto educativo nunca fue tan bajo en la historia del distito: hay 22.000 chicos sin vacantes, es decir fuera del colegio ¿Qué harían ustedes para incluir a esos chicos?

–(Lammens) Veo dos cuestiones: hay 11.000 pibes que están sin vacantes y 11.000 que están en Centro de Primera Infacia (CPI), lo cual es grave porque dependen de Desarrollo Social, no de educación y no reciben los estímulos adecuados que son un derecho. Esto se resuelve con inversión. La curva de educación tiende a cero  y no estamos exagerando: En diez años, la inversión educativa cayó ocho puntos: pasó de 25 a 17 puntos. La única forma de resolver esto es volver a invertir ¿Cómo se resuelve la calidad educativa? Invirtiendo en formación docente ¿Cómo se resuelve la infraestructura? Haciendo más colegios y colegios de calidad. Hace poco se cayó el techo de uno de los colegios nuevos. Hay que revertir la ecuación presupuestaria.

–(Marziotta) Hay una clara intención del macrismo de vaciar la educación pública desde hace 12 años. La inscripción on line fue un caso muy concreto para dejar gente afuera desde el comienzo: los que no tienen acceso a la tecnología. El cierre de escuelas nocturnas es otro. Encima ahora se suma la cantidad de gente que no puede pagar la educación privada y se pasa a la pública. El macrismo aplica todo el tiempo políticas que nos van recortando la posibilidad de elegir. Y nosotros queremos que los porteños recuperen esa libertad. Hablando de educación y desde el feminismo, quiero agregar que vamos a trabajar para que se cumpla la ley de Educación Sexual Integral. Que es una ley nacional, pero se fue desfinanciando desde la asunción de Mauricio Macri y en la Ciudad de Buenos Aires no se cumple. Estuve hablando mucho con estudiantes secundarios y la necesitan mucho.

–Ustedes proponen revertir la ecuación presupuestaria ¿Cómo? ¿En qué no gastarían tanto y en qué gastarían más?

–(Lammens)La Ciudad tiene uno de los presupuestos de pauta publicitaria más bestiales del país y ésta era una preocupación que tenía Lousteau en el 2015. Y eso se ha incrementado en los últimos años. Es lo primero que revisaría. Y de ahí vamos a tener recursos para reorientar hacia otro lado. Y luego lo que hay que plantear es un modelo de desarrollo económico que te va a permitir tener más ingresos, recaudar más. En economía siempre hay dos tipos de herramientas depende de qué lado te pares: la ortodoxia o la heterodoxia. Y me parece que lo que hay que hacer, como me decía Alberto, es hacer que Buenos Aires sea la Boston de Sudamérica porque tenemos un capital humano extraordinario que hay que poner a trabajar. Me puso como ejemplo la UBA, una de las universidades más prestigiosas del mundo. Todo ese capital hay que utilizarlo para generar soluciones urbanas, para las Pymes, etc. Hay una ley de la Ciudad que no se cumple que dice que el uno por ciento del presupuesto tiene que estar destinado a ciencia: Hoy se destina sólo el 0.2 por ciento.

–(Marziotta) Te planteo un punto vinculado a la lucha por los derechos de las mujeres que hoy no se está apoyando económicamente: las tareas de cuidado, que tienen que ver con el cuidado de los niños y niñas y de los adultos mayores. Esas tareas recaen mayoritariamente sobre nosotras. Y necesitamos herramientas concretas como que las escuelas estén abiertas los 365 días del año. No que los maestros no tengan vacaciones, pero necesitamos que durante el receso la escuela esté abierta para esos chicos con tareas recreativas diferentes a las que se plantean en el año. También queremos trabajar en espacios para que los adultos mayores puedan estar durante el día haciendo actividades. Hay que tomarse muy en serio esto porque si no, por más cupo, no va a haber igualdad. Los lactarios en los lugares de trabajo, las licencias sobre maternidad y paternidad son temas sobre los que también hay que legislar y en los que hay que invertir.

–Se ha escrito mucho sobre el electorado de la Ciudad de Buenos Aires: que es de derecha, que es antiperonista, que es voluble, que no es solidario ¿Qué creen ustedes y qué oyen y ven en las actividades de campaña que están haciendo?

(Lammens) Creo que en esta ciudad las preferencias políticas no son permanentes. Han ganado diversos candidatos de diversos signos. Pero estoy convencido de que el porteño es un tipo solidario. El otro día hablaba con Juan Carr, titular de Red Solidaria, que me decía que de donde más donaciones llegan cuando hay un problema grande es de la Ciudad de Buenos Aires. Vuelvo a lo que te decía al comienzo: hay que reconciliar a la familia del progresismo de la Ciudad de Buenos Aires por eso creo somos una alternativa realmente competitiva en esta elección por la amplitud de nuestra oferta electoral.

–(Marziotta) Coincido con Matías. Y creo que se logró plasmar en la Ciudad de Buenos Aires el bifrentismo que se había planteado en Nación. Hay claramente dos frentes: uno, que gestiona la Ciudad y la gestiona para pocos. Y otro, el nuestro, que quiere gobernar y gobernar para la mayoría.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/210141-larreta-es-responsable-de-la-crisis-que-sufren-los-portenos

Talvez le guste...

Posts populares