López Obrador sobre el caso LeBarón: "no se responderá violencia con violencia"

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se opuso con énfasis a cualquier intervención militar de Estados Unidos en su país. Ese había sido el ofrecimiento que le hizo el presidente estadounidense Donald Trump para atacar a los grupos de narcos. López Obrador le manifestó su agradecimiento pero dijo que le corresponde a su país esclarecer la brutal masacre de las familias mormonas
. El lunes fueron asesinadas tres mujeres adultas y seis niños en un ataque con tintes mafiosos. Según los avances de la investigación, las familias se movían por un territorio disputado entre grupos narcos. El hecho se dio en el estado mexicano de Sonora, fronterizo con Estados Unidos.

Con los marines a otra parte

López Obrador agradeció el ofrecimiento de ayuda que le hizo  el martes Trump para iniciar una guerra contra el narcotráfico. “Le agradezco su interés de participar en este tema y al mismo tiempo le agradezco que sea respetuoso de nuestra soberanía, que no haya dicho ‘estamos pensando en enviar un equipo, un grupo a México’. Su planteamiento fue ‘estamos en disposición de ayudar cuando ustedes lo decidan, cuando ustedes lo determinen’, que es distinto”, informó López Obrador. 

Trump había escrito varios tweets donde pidió al presidente de México que le permita intervenir militarmente en territorio mexicano. “Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, le declare la guerra a los cárteles de la droga y los borre de la faz de la Tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su nuevo gran presidente!”, expresó el mandatario a través de Twitter. López Obrador marcó su rotunda negativa a esa posibilidad. “Ya eso, en el caso de nuestro país, se demostró que fue un fracaso, ocasionó más violencia”, afirmó el presidente de México. Y enfatizó la necesidad de enfocar el problema del narcotráfico y los carteles desde otra perspectiva. “Estamos llevando a cabo una política distinta porque la que aplicaron en 36 años fue un rotundo fracaso y causó mucho daño, pérdidas, muertos, tristeza para los mexicanos”, señaló López Obrador. De esa manera se distanció de las políticas llevadas adelante por los ex presidentes Calderón y Enrique Peña Nieto. “El conservadurismo es muy dado a eso, es un pensamiento fascistoide , todo lo quieren resolver con el uso de la fuerza; se olvidan que la violencia no se puede enfrentar con la violencia, o el mal con el mal”, remarcó el presidente mexicano. “La guerra es lo más irracional que puede haber”, sostuvo.

El lunes un grupo criminal atacó un convoy en el que viajaban tres mujeres y 14 menores de edad, de la familias mormonas LeBarón y Langford. El enfrentamiento dejó tres mujeres y seis menores muertos, además de seis niños lesionados. Sobrevivieron ocho menores, seis de los cuales permanecen en un hospital en Arizona, y uno resultó ileso. El ataque se produjo mientras se desplazaban entre Bavispe (Sonora) y Galeana (Chihuahua), ambos municipios de México fronterizos con Estados Unidos. Las familias se movía continuamente entre ambos países. Los Langford y LeBarón forman parte de una importante comunidad de mormones, de nacionalidad estadounidense. Estos grupos llegaron a México a fines del siglo XIX, huyendo de la persecución en su país. Con el recrudecimiento de la violencia por parte de los narcos, estas comunidades se vieron fuertemente afectadas.

Avances en la investigación

La masacre se habría producido en el marco del enfrentamiento entre dos carteles, informó el jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional de México, Homero Mendoza Ruiz. Responsabilizó por el hecho al cartel La Línea, en el marco de una disputa por controlar la región con la banda criminal de Los Salazar, según los avances en la investigación que dio a conocer Mendoza Ruiz. 

El asesinato tendría relación con un suceso ocurrido horas antes en Agua Prieta, municipio del estado de Sonora que hace frontera con Estados Unidos y también con el estado de Chihuahua. En la madrugada del lunes, en Agua Prieta hubo un choque armado entre La Línea y Los Salazar en el que se reportaron disparos de armas de fuego y vehículos incendiados, y apareció un hombre muerto. “Se asume que la organización delictiva de La Línea, ante la intención de Los Salazar de entrar en Chihuahua, deciden mandar una célula entre Janos (Chihuahua) y Bavispe (Sonora)”, detalló Mendoza Ruiz. Esta decisión del cártel de desplazarse hacia el sur para “evitar cualquier incursión o penetración” del grupo antagónico pudo ocasionar la tragedia. Las familias asesinadas viajaban en ese momento por esa misma región y pudieron ser confundidas, señaló el militar. Indicó que las tres camionetas en que viajaban las familias son similares a las que usan con “regularidad” los delincuentes de esta zona serrana entre ambos estados.

No se tiene mucha información de estos cárteles. De La Línea se dice que fue durante años el brazo armado del Cártel de Juárez pero se habría escindido. Los Salazar es un grupo regional que podría tener nexos con el Cártel de Sinaloa (o del Pacífico).

En la cronología de los hechos dada a conocer este miércoles, el Gobierno cambió ligeramente la versión de ayer. Ahora se sabe que las familias salieron del rancho La Mora (Sonora) rumbo a Janos (Chihuahua), y no viceversa. Se produjeron distintos atentados, en diferentes horas, contra los vehículos de las familias, que usaban de manera “rutinaria” estos caminos rurales. La primera camioneta fue la más afectada y tras recibir una fuerte ráfaga de disparos, explicó el militar, terminó incendiándose dejando cuerpos calcinados dentro. Mendoza reconoció que en la región faltaban tropas porque estos grandes estados del norte de México no estaban catalogados como “área de conflicto”.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/229572-lopez-obrador-sobre-el-caso-le-baron-no-se-respondera-violen

Talvez le guste...

Posts populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *