Macri cierra la campaña con tres actos

Córdoba es uno de los distritos claves para el oficialismo. Eso explica que Mauricio Macri lo haya elegido para hacer su cierre de campaña el 7 de agosto. Será, en verdad, parte de un cierre tripartito que no descuidará tampoco la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires, con sus respectivos gobernantes de Juntos por el Cambio en busca de la reelección. Pero Córdoba parece ser la provincia de la que el Gobierno espera que repita no ya los números de 2015 (nadie en el comando de campaña se ilusiona con tanto), pero sí una distancia con el Frente de Todos que les permita ir descontando la diferencia a nivel nacional. 

En el equipo de campaña presidencial, aclaran que la decisión de hacer el acto final en Córdoba es todavía provisoria, dado que todo puede cambiar según lo que van analizando en las encuestas semana a semana. “Está claro que uno de los cierres tenía que ser en Córdoba. Vemos mucho voto posible ahí”, indica uno de los armadores de la campaña a este diario. El “voto posible” es a donde van a apuntar en el tiempo que queda, según la división y microsegmentación de los votantes que vienen haciendo con técnicas de big data georeferenciadas. Se diferencia de los votantes “imposibles” a los que el oficialismo no les destinará un minuto de su tiempo, porque ya sabe que los perdió. 

En el caso de Córdoba, las encuestas le vienen dando al oficialismo a Macri con una diferencia de más de dos dígitos con Alberto Fernández y superando en 40 por ciento a nivel local. Está lejos del 70 que obtuvo en el ballotage de 2015 y con el que no sueñan en el comité de campaña oficial. “Podemos mejorar un poco, pero tampoco mucho más que esos números”, indican.

Sobre el formato que tendrán los cierres, todavía no hay una definición. Podrían volver los actos con escenarios 360 grados o bien seguir con los que tienen el estilo del encuentro de Parque Norte: unas butacas, los candidatos, en una construcción minimalista de la escena. El eventual cierre de campaña podría ser en un escenario en la Plaza de la Música, el mismo lugar que eligió en 2017 para concluir la marcha proselitista. 

No sólo visitará Córdoba para el final de la campaña. Macri viaja el miércoles a San Francisco y Río Cuarto en su segunda visita a la provincia en muy poco tiempo. Y, según indicaron, será el viaje número veinte de Macri desde su asunción como presidente. En la Rosada, no descartaban un nuevo encuentro del presidente con el gobernador Juan Schiaretti, quien si bien no apoya a ningún candidato nacional, se mostró con buenas migas con Macri. 

La idea del cierre de listas es que sea tripartito: Macri estará en Córdoba el 7 de agosto y  participará de otros dos actos, uno en la provincia de Buenos Aires con la gobernadora María Eugenia Vidal, que se haría el 8 de agosto en un lugar a definir (podría ser Vicente López, como en 2017, o tal vez Lanús) y otro con el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, en la Ciudad de Buenos Aires. 

Con varias intendencias en riesgo, Macri y Vidal siguen con recorridas como Bahía Blanca, por la que tuvieron su paso juntos, o bien Mar del Plata, a donde desembarcarán el viernes. Allí el intendente Carlos Arroyo tiene competencia interna respaldada por el PRO: Guillermo Montenegro buscará ganarle en las PASO. Y, gane quien gane, los números muestra un escenario difícil con el peronismo. 

El compañero de fórmula de Macri, Miguel Angel Pichetto, viene haciendo campaña por separado para cubrir más terreno entre ambos. Estuvo en Neuquén con los candidatos  a senadores, Horacio “Pechi” Quiroga y Lucila Crexell. A esta última, el dirigente la acercó al oficialismo. El miércoles, Pichetto estará en Tucumán, en donde tendrá un encuentro con diversos dirigentes de Juntos por el Cambio. 

La mayoría de los actos tienen su reflejo en redes, donde hacen transmisiones de Facebook live o en stories de Instagram. También hay una campaña por Whatsapp, a la que el jefe de Gabinete, Marcos Peña le pone muchas fichasl, aunque los especialistas indican que es poco eficaz para convencer a indecisos. En las últimas horas, comenzó a circular una convocatoria por Twitter de la que se desentienden en la Rosada. Llama a marchar a Olivos: “Agradezcámosle al Presidente cuatro años de democracia”, dicen los mensajes “espontáneos”. El PRO nunca se caracterizó por buscar actos masivos, aunque los aprovechó en los casos en los que ocurrieron, como con los cacerolazos. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/208041-macri-cierra-la-campana-con-tres-actos

Talvez le guste...

Posts populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *