Temor por la transparencia en el conteo de votos

Smartmatic, la empresa que se encargará de transmitir electrónicamente los resultados de cada una de las mesas al centro de cómputos del Correo Argentino, genera desconfianza por su desempeño en las elecciones de Venezuela, entre otros países, y porque no se sabe el estado de las computadoras que se usarán, tampoco cuál será el software debido a que se trata de “un sistema cerrado” y además no fue validado por ninguna universidad argentina ni por ningún medio académico qué garantice seguridad y transparencia. El único que tiene acceso es el gobierno nacional.

Este año se utilizará por primera vez un sistema de transmisión electrónica de resultados y a poco más de dos meses para las elecciones primarias aún quedan dudas respecto a su funcionamiento.

Tras el fracaso del oficialismo en su intento de aprobar el voto electrónico –denunciado por toda la comunidad técnica por su falta de transparencia y las fallas en el sistema–, “lo que el gobierno está instrumentando es la transmisión del resultado de cada mesa y de cada escuela a través de un medio electrónico”, explicó a PáginaI12 uno de los apoderados del Partido Justicialista y con una larga trayectoria en la fiscalización de elecciones. 

“Es la primera vez que se va a realizar en Argentina, por lo menos para una elección nacional, y es toda una aventura porque no tenemos práctica en cuando a esto y nunca se instrumentó”, agregó.

El escrutinio es un proceso que se divide en cinco etapas: la emisión del voto, el escrutinio de la mesa, la generación de documentos, el procesamiento de los resultados y su comunicación. Un sistema electoral debe garantizar tres requisitos: el secreto del voto, la integridad del voto y la transparencia del voto. El apoderado de PJ explicó que “se va a utilizar un aula en cada una de las escuelas que han sido seleccionadas por el Correo Argentino para esta modalidad. Allí va a haber un scanner ante el cual se va a presentar el acta del escrutinio y, luego, esto se va a transmitir electrónicamente a un centro de cómputos del correo donde se va a concentrar toda la información”. “Ese certificado de escrutinio va a servir de base para el escrutinio provisorio que se va a dar a conocer en el correo en la noche de los comicios. Esto se va a implementar tanto en las PASO del 11 de agosto como en las elecciones generales del 27 de octubre”, detalló.

Además, contó que para esto se van a utilizar “las mismas computadoras que se utilizaron para el programa Conectar Igualdad”. La preocupación, explicó, surge porque “no sabemos el estado de esas máquinas, no sabemos cuál es el software que se va a utilizar porque es de sistema cerrado, aún no nos informan sobre las pruebas y nos quieren retrasar la demostración de las pruebas para julio, cuando ya es muy tarde”. “Este software no ha sido validado por ninguna universidad argentina ni por ningún medio académico que permita determinar si es bueno y toda esa situació genera dudas”, agregó.

La empresa responsable de la transmisión electrónica de resultados y el escrutinio provisorio será Smartmatic S.A, una firma venezolana que ha sido muy cuestionada por su actuación en otros procesos electorales como la interna republicana de 2016 en Estados Unidos, la elección general de Filipinas en 2008 y los procesos electorales en Venezuela desde 2004.

“No es una empresa que tenga credenciales apropiadas. Me merece ciento por ciento de desconfianza. De hecho, quedó última en la evaluación técnica entre las oferentes, pero fue la que hizo la oferta más económica y por eso se llegó la contratación”, señaló al respecto Beatriz Busaniche, presidenta de la Fundación Vía Libre, una organización civil sin fines de lucro dedicada a la defensa de derechos fundamentales en entornos mediados por tecnologías de información y comunicación. Incluso, recordó que hay “funcionarios de Smartmatic que fueron incorporados a las listas de Interpol después de haber manipulado elecciones en Filipinas”. “Lamentablemente hay una política transversal de tercerizar en el sector privado el escrutinio provisorio. Es una política que tiene que ver con las contrataciones de la Dirección Nacional Electoral y del Correo Argentino, que son los que históricamente se han ocupado de estas cosas. Nuestra posición es que esa tarea la tiene que encargar el Estado”, agregó.

De cualquier forma, la especialista pidió “llevar tranquilidad a la ciudadanía” y subrayó que “el sistema electoral no se ha modificado radicalmente”. “Lo que se va a hacer no es una implementación de voto electrónico y tiene que ver sólo con lo referido a los telegramas, que además siempre se hicieron electrónicamente. Ningún telegrama es en papel porque la telegrafía es justamente la transmisión remota: todos los telegramas se transmiten de forma electrónica. La única diferencia es que ahora se va a transmitir desde la escuela cuando antes se transmitía desde el Correo Argentino más cercano. Además, los fiscales van a poder ver el acto de transmisión del telegrama”, aseguró. 

Por su parte, el apoderado del PJ dijo no conocer a la empresa Smartmatic SA “pero lo que nos llega respecto a su actuación fuera de la Argentina genera dudas respecto a su eficiencia e imparcialidad”. 

Ante estas preocupaciones, el Partido Justicialista presentó ante la Cámara Nacional Electoral una petición de intervención en la realización de los sistemas de control de los comicios y, particularmente, del sistema de transmisión electrónica de resultados. El apoderado del partido explicó que el pedido es para poder “usar de modo contingente los telegramas a efectos de poder preservar el respeto a la voluntad de los ciudadanos cuando se hace el escrutinio definitivo”. “Necesitamos que el sistema contingente se mantenga. Aunque lo ideal sería que esta licitación que ha hecho el gobierno para la transmisión de datos deje de utilizarse porque no hemos hecho ninguna prueba del sistema, no lo conocemos y desde allí se van a transmitir los resultados del escrutinio provisorio en la noche de las elecciones”, aseguró, al tiempo que señaló: “Los antecedentes que tenemos de cómo se maneja el gobierno en esto nos hacen dudar de la instrumentación que se pueda hacer para esta próxima elección”.

“Estemos alerta respecto a estas cuestiones. Nosotros vamos a informar oportunamente cuáles son las posibles dificultades del sistema y vamos a trabajar para que el sistema de control cumpla con todos los requisitos para que el control por parte de los ciudadanos sea completo, porque el único sistema electoral válido es aquel que puede ser controlado por la toda población”, remarcó el apoderado del PJ nacional y convocó a la ciudadanía a participar activamente en ese proceso. “El sistema argentino es excelente y nunca ha permitido que haya dudas respecto a la legitimidad de las autoridades que han surgido en las elecciones desde 1983 hasta la fecha”, agregó.

En esa misma línea, Busaniche hizo un “llamado a la responsabilidad de los ciudadanos”. “A informarse bien, a no caer en campañas de desinformación que este año hay muchas y todavía va haber muchas más. Va a ser un año muy difícil en términos de campaña de desinformación, noticias falsas y generación de temores infundados”, dijo. “El sistema electoral es un sistema que funciona sólo si todas las partes desconfían del otro. La base es la desconfianza y por eso existe el control cruzado”, concluyó.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/197521-temor-por-la-transparencia-en-el-conteo-de-votos

Talvez le guste...

Posts populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *