Rusia acusa a la inteligencia ucraniana del asesinato de la hija de un aliado de Putin

Cerca de nueve mil soldados ucranianos murieron en lo que va de la guerra contra Rusia, según un balance oficial difundido este lunes, dos días antes de cumplirse seis meses del conflicto que centra la preocupación global y que se agravó en las últimas horas por el crimen de una periodista rusa, hija de un prominente asesor del Kremlin, en un ataque que Moscú atribuye a una agente de inteligencia ucraniana. Por segundo día consecutivo el gobierno ucraniano negó haber estado detrás del ataque, que hizo volar por el aire el auto en el que iba Dugina y le provocó la muerte en el lugar, en un hecho que el presidente Vladimir Putin calificó de “crimen despreciable”.

Rusia acusa a los servicios ucranianos

Los servicios de seguridad rusos (FSB) acusan a Ucrania de haber asesinado a Daria Dugina, la hija de un filósofo cercano al Kremlin, muerta el sábado en la explosión de su vehículo cerca de Moscú. El asesinato de Dugina “fue preparado y cometido por los servicios especiales ucranianos”, declaró el FSB en un comunicado citado por las agencias rusas.

“Un crimen despreciable y cruel puso fin prematuro a la vida de Daria Dugina, una persona brillante y talentosa dotada de un corazón verdaderamente ruso”, declaró el presidente Putin en un mensaje de condolencias a los allegados de la joven y publicado por el Kremlin. Por su parte Alexander Dugin, en sus primeras declaraciones públicas desde el atentado, describió a su hija como una “estrella en ascenso” que fue “asesinada a traición por enemigos de Rusia”.

Familiares, allegados y medios rusos entienden que el blanco del ataque era el propio Dugin, un teórico y escritor de 60 años al que los medios occidentales suelen describir como el cerebro o uno de los mentores ideológicos de Putin.

Según la versión de los servicios rusos de inteligencia, el ataque fue llevado a cabo por una ciudadana ucraniana, identificada como Natalia Vovk, de 43 años. El FSB sostiene que Vovk llegó a Rusia el 23 de julio junto con su hija de 12 años, Sofia, y alquiló un departamento en el mismo edificio en el que residía Dugina. 

Después de cometer el crimen, la presunta autora material huyó a Estonia a través de la región de Pskov. Según canales de Telegram rusos, Vovk sirvió en el batallón nacionalista ucraniano Azov, lo que prueba su carné militar filtrado en redes sociales. 

Ucrania sin embargo niega cualquier vínculo con el atentado y volvió a hacerlo este lunes a raíz de las nuevas acusaciones rusas. “La propaganda rusa crea nuevamente mundos ficticios y ha nombrado ahora como responsable de atentar contra el coche de Dugina a una ucraniana y su hija de 12 años”, escribió en Twitter el asesor presidencial ucraniano Mijailo Podolyak.

El exdiputado opositor ruso Ilia Ponomariov aseguró a su vez que los autores del asesinato son unos “partisanos rusos” contrarios a la ofensiva en Ucrania. El antiguo parlamentario, exiliado desde hace años en Ucrania, afirmó que los partisanos planean eliminar a funcionarios y militares que apoyan las políticas militaristas del Kremlin, pero no atentarán contra civiles.

Reconocimiento ucraniano

En Ucrania, en tanto, el jefe del Ejército dijo que nueve mil soldados ucranianos murieron en lo que va de la guerra contra Rusia, que el próximo miércoles 24 cumple medio año. En un evento con veteranos de guerra, el general Valeri Zaluzhni dijo que los niños ucranianos necesitan cuidados porque “sus padres fueron a la línea del frente y, quizás, sean uno de los nueve mil héroes que murieron”.

La cifra de muertos triplica las estimaciones ofrecidas hace tres meses por el presidente Volodimir Zelenski. Mientras el conflicto sigue escalando y crece la preocupación por los riesgos nucleares que implica, la Unión Europea (UE) analiza la creación de un gran programa “de entrenamiento y de ayuda a la organización” del Ejército ucraniano que tendría lugar en países cercanos, dijo el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell.

Las miradas puestas en el 24 de agosto

En Kiev siguen en aumento las alertas sobre la intención de Rusia de escalar las tensiones como represalia por los recientes ataques ucranianos a instalaciones en Crimea y otros territorios controlados por tropas rusas. “Todos los socios de Ucrania han sido informados sobre lo que el Estado terrorista puede preparar para esta semana“, dijo el presidente Zelenski en su discurso diario.

Zelenski aseguró que este 24 de agosto y después de seis meses “de una guerra tan brutal, celebraremos nuestra independencia en nuestra tierra y en nuestra capital“. Por lo pronto las autoridades de Kiev prohibieron las celebraciones masivas durante toda la semana y pidieron a los ciudadanos que no ignoren las alarmas antiaéreas.

“Nuestros militares están preparados para todo y valoran varias posibilidades y situaciones de crisis”, dijo a su vez Yuri Ignat, un vocero de la Fuerza Aérea de Ucrania cuyas palabras recoge la agencia UNIAN. Sin embargo el asesor de la presidencia ucraniana, Oleksiy Arestovich, puso en duda que Rusia ataque masivamente Ucrania el 24 de agosto. “Los rusos están buscando negociaciones”, dijo Arestovich, quien se mostró convencido de que cualquier escalada echaría a perder estos intentos. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/475417-

Rusia acusa a la inteligencia ucraniana del asesinato de la hija de un aliado de Putin

Talvez le guste...

Posts populares

Deja un comentario